Una multitud acompañó a Axel Kicillof en Rosario

Una multitud que desbordó largamente la capacidad del auditorio del Sindicato Luz y Fuerza acompañó a Axel Kicillof ayer, en la charla y presentación en Rosario del libro «Diálogos sin corbata. Para pensar la economía, la política (y algunas cosas más) en el siglo XXI», en la que lo acompañaron el diputado nacional Marcos Cleri y el periodista Leo Ricciardino.

“No queremos que a Mauricio Macri le vaya mal, porque si le va mal al gobierno le va mal a los trabajadores. Pero sí queremos que se corrijan las políticas que se vienen aplicando que son iguales a las que, junto a otros países, la Argentina adoptó antes y con idénticos resultados: ajuste, endeudamiento y desindustrialización», dijo Kicillof, quien habló en el auditorio y luego también desde la terraza de Luz y Fuerza, para saludar a quienes siguieron la presentación desde el exterior de la sede sindical, sobre calle Paraguay.

“Estamos en un momento complicado y tenemos una gran responsabilidad. Estamos ante un gobierno que ocultó durante la campaña electoral lo que iba a hacer y ahora quiere ocultar también las consecuencias de las medidas que adopta”, sostuvo el diputado nacional y ex ministro de Economía de la Nación, quien antes de la charla mantuvo reuniones con empresarios pymes y dirigentes sindicales de la ciudad.

Marcos Cleri, en tanto, destacó que “este respaldo de las rosarinas y rosarinos a Axel Kicillof nos confirma que nuestro proyecto político tiene la fuerza necesaria para recrear la esperanza de los trabajadores, los pequeños y medianos empresarios y productores, los comerciantes, los profesionales, los jóvenes, los millones que queremos reiniciar la tarea de construir un país para todos”.

En el mismo sentido, el titular del sindicato Luz y Fuerza, Alberto Botto, remarcó “la importancia de estar cada vez más unidos para frenar los despidos y el ajuste y defender los derechos de los trabajadores”. El dirigente también ratificó el apoyo de los distintos sectores sindicales a la ley anti despidos que se discute en el Congreso nacional. Al respecto, Kicillof criticó “la fantochada” del supuesto acuerdo para evitar cesantías al que el gobierno nacional llegó con las grandes empresas. “Al día siguiente siguieron los despidos”, señaló.