Marcos Cleri y María de los Ángeles Sacnun acompañaron reclamos por trabajo en Firmat

“Vinimos a acompañar a los trabajadores, a la comunidad, al intendente y los concejales; porque más allá de pertenencias y banderías políticas hay que construir entre todos un límite al ajuste brutal que quiere imponer el gobierno de Mauricio Macri”, dijo hoy Marcos Cleri, tras participar junto con la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun de una asamblea de personal de Nestlé en la ciudad de Firmat.

“En la asamblea se tuvo la novedad del dictado de la conciliación obligatoria, que establece que este lunes a las 20 los trabajadores tienen que reingresar a la empresa. Ahora habrá que ver si la empresa respeta o no la conciliación. Son varios los conflictos aquí en Firmat, en otros lugares de la provincia y en todo el país. Y es urgente que nos unamos en torno a la defensa de la industria y la producción con empleo, con mercado interno, con desarrollo que genere inclusión”, remarcó el diputado nacional del bloque del Frente para la Victoria.

Sacnun, en tanto, además de participar de la asamblea de hoy había acompañado también a trabajadores de distintas empresas en una movilización el fin de semana. Y afirmó que “Firmat está sufriendo notablemente los efectos de estas políticas”.

“El proyecto económico que está en marcha, a pesar de que se autotitulan desarrollistas, no vemos que tenga la mirada puesta en la pequeña y mediana industria, el pequeño y mediano productor, el pequeño y mediano comerciante, o el trabajador. Claramente se está favoreciendo una enorme hegemonización de las grandes empresas en desmedro de las pequeñas”, observó la senadora nacional, oriunda y residente de Firmat.

“Advertimos que a partir del 10 de diciembre comenzaron a tomarse medidas que repercutieron fuertemente en el tejido social y en el empleo; ha habido una enorme transferencia de recursos de los sectores trabajadores hacia la economía más concentrada, afectando el poder adquisitivo del salario”, apuntó, para añadir: “si le sumamos la enorme devaluación por la que tuvimos que atravesar, el proceso inflacionario que es cada vez mayor, incluso impulsado por el propio Estado a través de la quita de subsidios y los tarifazos, claramente van a generar, además de mayor deterioro del salario, un impacto en los precios en general”.

“El gobierno nacional ha definido la apertura de las importaciones que está repercutiendo fuertemente en la pequeña y mediana industria”, señaló Sacnun.

“Debemos llamar la atención del gobierno nacional sin poner palos en la rueda, planteando la necesidad de que se revean estas políticas”, sugirió. Y recordó que “a partir del año 2003 pusimos en marcha un proyecto político con materias aún pendientes producto de la enorme crisis internacional, pero que claramente incorporó, incluyó a las grandes mayorías y revalorizó el empleo como motor esencial para generar la movilidad social ascendente. No queremos que eso se rompa porque no fue el esfuerzo de un gobierno sino del conjunto del pueblo argentino”, completó.