Germán Bacarellla en la planta de Sancor en Centeno: “No se puede hacer pagar las consecuencias de la crisis a los trabajadores”

“Los trabajadores están desesperados porque no tienen información clara respecto del futuro. No se puede hacer pagar a ellos las consecuencias de la crisis”, dijo Germán Bacarella, tras participar ayer junto con otros miembros de la Comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Diputados santafesina, de una reunión con trabajadores de la planta de Sancor en Centeno, de la que también formaron parte dirigentes sindicales de Atilra y el presidente comunal local Juan Gufi.

“Las trabajadores están movilizados en la puerta de la fábrica tras haber sido notificados de que se paran las actividades por 30 días y les dan licencia. Lo que quieren es saber cuáles son los planes de los directivos de la empresa y que les garanticen la continuidad de sus empleos, porque la planta está operando con la cantidad justa de personal”, informó Bacarella.

“Compartimos la enorme preocupación que sienten, que se extiende a las autoridades y toda la comunidad de Centeno y también al gremio. Creemos que hay que trabajar en conjunto entre todos los niveles de gobierno para revertir esta situación, evitando que el hilo se corte por lo más delgado y se quiera hacer pagar la crisis a los trabajadores y a las localidades y economías regionales en las que Sancor opera desde hace muchos años”, remarcó el diputado del bloque del Frente Justicialista para la Victoria.