Diputados denuncian penalmente a Macri, Prat Gay y Sturzenegger por la emisión ilegal de LEBAC

Diputados nacionales del FPV-PJ denunciaron hoy ante los tribunales federales de Comodoro Py al presidente Mauricio Macri; al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay; y al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, por presunta «administración infiel en perjuicio del Estado argentino» en relación a la elevada emisión de LEBAC, que ya supera la base monetaria.

La presentación fue realizada por los diputados Héctor Recalde, María Teresa García, Carlos Castagneto, Adrián Grana, Carlos Moreno, Diana Conti y Rodolfo Tailhade, y recayó en el juzgado 3 a cargo de Daniel Rafecas.

El escrito toma como antecedente la causa «dólar futuro» por la que el juez Claudio Bonadío procesó a la ex presidenta Cristina Kirchner y señala que, de acuerdo al criterio seguido en esta causa, el actual Gobierno emplea métodos que la Justicia federal ha considerado delictivos.

Los diputados argumentan que el instrumento con el que el actual gobierno mantiene un tipo de cambio “artificial” es el “endeudamiento externo, que ha llevado en pocos meses al país a un aumento sideral de su deuda, es decir, el regreso -ahora bajo formato delictivo- de lo que históricamente fue la razón de la dependencia argentina, del subdesarrollo y la pobreza de una amplia franja de su población”, y advierten que se está generando “un perjuicio de dimensiones gigantescas al Estado nacional, cuya reparación requerirá varios años, varias generaciones de argentinos.”

La denuncia consigna que, hasta la fecha, la masa de LEBAC representa el equivalente a 685 mil millones de pesos, cuando la base monetaria es de 670 mil millones. Esa «es la herramienta de gestión elegida por los imputados para buscar el objetivo, ilegal, de impedir que el tipo de cambio llegue al nivel que el juego de libre oferta y demanda determine», remarcan los diputados, y advierten que sólo en la última semana se pagaron 56 mil millones de pesos de intereses de LEBAC, por encima de los 53 mil millones que Bonadío estimó como pérdida para el patrimonio nacional debido a los contratos de dólar futuro.